Pasajeros
Adultos

Pasajeros
AdultosNiñosInfantes

Pasajeros
AdultosNiñosEdadEdad

Pasajeros
AdultosNiños
Si desea recibir eventualmente nuestro e-News con ofertas y promos, en su correo electrónico, por favor suscribase ingresando su nombre y dirección de e-mail.

Destino detalle

Salta
Salta

Salta se caracteriza por su diversidad de paisajes, una fuerte tradición e importante legado cultural.

Posee un territorio de una gran variedad morfológica y amplitud climática de grandes contrastes, sobre el que se extienden valles templados, selvas tropicales y desiertos andinos.

Su nombre proviene del vocablo aymará "sagta", que significa "la muy hermosa", hoy derivado en Salta, la linda.

Es heredera pródiga de la antigua nación Diaguita-Calchaquí, del Imperio Inca, del pasado colonial hispánico y del espíritu criollo que luchó por la independencia nacional. Muchos rasgos de este rico legado aún perduran en la fisonomía humana y arquitectónica de sus pueblos, forjando el espíritu de su gente, cordial y amable.

Como Llegar:

  La provincia de Salta se ubica en la región Norte (noroeste) de la Argentina, en América del Sur.

Limita internacionalmente con Chile, Bolivia y Paraguay, y en territorio argentino con Jujuy, Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Tucumán y Catarmaca.

Acceso aéreo: Se arriba al Aeropuerto Internacional Martín Miguel de Güemes (Salta Capital) desde la Ciudad de Buenos Aires y en verano desde Brasil y Chile.

Acceso terrestre: Por rutas nacionales se ingresa a Salta (principalmente RN 9, RN 34, RN 40) y por pasos fronterizos como Sico (Salta) y Jama (Jujuy) con Chile o Salvador Mazza-Yacuiba, El Condado-La Mamora y Aguas Blancas-Bermejo con Bolivia.

Salta Capital:

  Fundada en 1582 la capital aún conserva su estilo colonial intacto, con viejas casonas e iglesias, como la Catedral Basílica opuesta al Cabildo o la iglesia de San Francisco y el convento San Bernardo.

Cuenta con variados entretenimientos (cines, teatros, peñas, pubs, discotecas, casinos) y eventos culturales. Entre sus museos se destaca el MAAM (Museo de Arqueología de Alta Montaña), además de contar con comercios y ferias de artesanos.

Sus alrededores son ideales para excursiones cortas y activas.

Valles Calchaquíes: viñedos Premium de altura:

  La región vitivinícola de los Valles Calchaquíes se emplaza en una geografía tallada por los vientos y el sol.

Ubicada al sudoeste de la provincia de Salta, la atraviesa la mítica ruta nacional 40 (de casi 5.000 Km. total), uniendo los pueblos de Payogasta, al norte, y Tolombón, al sur.

Completan este recorrido de 520 Km. otras pintorescas poblaciones como Cafayate, Angastaco, Animaná, San Carlos, Seclantás, Molinos y Cachi, enmarcadas entre formaciones rocosas de quebradas y cerros multicolores.

El circuito puede iniciarse por la RN 68 desde Salta Capital a Cafayate (186 Km. / 115.5 millas de asfalto), un camino encantado que atraviesa la Quebrada de las Conchas, o por la RP 33 rumbo a Cachi, que sortea la imponente Cuesta del Obispo (alcanza en su punto más alto los 3348 msnm), recorriendo buena parte de caminos naturales. También puede ingresarse a Cafayate por el sur, desde Tucumán (Ruinas de Quilmes) por la RN 40, o considerar el acceso aéreo con el aeródromo de Cafayate o el de Cachi.

Disfrutar de los valles amerita al menos dos días, aunque pueden realizarse excursiones por jornada a Cachi o Cafayate.

La exquisita conjunción de clima, suelo, vid, experiencia humana y especialmente altitud (aquí se encuentran los viñedos más altos del mundo, que llegan a superar los 3.000 m.s.n.m), hacen del valle un oasis vitivinícola productor de excelentes vinos de alta gama.

Al recorrido de bodegas puede sumarse el circuito de artesanos, visitando las ferias comunales o sus propios talleres, principalmente de alfarería y tejidos en telar. El legado arqueológico de antiguas civilizaciones es otro valuarte de la región.

Llamas, vicuñas, cardones, montañas, gastronomía típica, artesanías, bodegas, viñedos de altura, pueblos detenidos en el tiempo y su gente, hacen de los Valles Calchaquíes una experiencia memorable.

Salta, tierra de vino:

  Dentro de la amplia biodiversidad geográfica que ofrece Salta, la región vitivinícola de los Valles Calchaquíes está rodeada de cordones montañosos de inusual belleza y colores, brisas de montañas, cielos límpidos e históricos poblados.

Fue en el siglo XVIII que los Jesuitas plantaron las primeras vides y desde ese entonces los valles vienen acumulando viñedos y bodegas. Su notable crecimiento es consecuencia de la altísima calidad de sus vinos, contando actualmente con más de 3.200 hectáreas, entre los departamentos de Cafayate, San Carlos, Angastaco, Molinos y Cachi.

La personalidad que hoy logran los vinos salteños se debe precisamente a un terroir sello de los Valles Calchaquíes.

Altura y ubicación de los viñedos:

  Las bondades del valle radican en su ubicación que permite desarrollar una vitivinicultura continental alejada de grandes masas de agua y a una altura sobre el nivel del mar que modera la temperatura.

Los Valles Calchaquíes tienen los viñedos de mayor altura, que van desde los 1.750 m.s.n.m. en Cafayate hasta los 2.700 y 3.015 m.s.n.m en Molinos y Payogasta.

Clima:

  El clima es árido, seco y templado, con una gran amplitud térmica que puede llegar a los 20º C (68º F) entre el día y la noche, favoreciendo la maduración y concentración de aromas.

El período medio libre de heladas es de 230 días y las precipitaciones medias inferior a 200 mm. anuales. Más de 300 días de sol por año hacen posible una mejor capacidad de fotosíntesis que mejora la productividad.

Por su parte, los vientos aseguran la sanidad de los viñedos, existiendo menos probabilidad de enfermedades por la baja humedad del ambiente; tanto la canopia como los racimos se secan rápidamente.

La calidad de sus suelos:

  Los suelos son franco-arenosos de buen contenido de Potasio proveniente de la roca madre y escaso contenido de Fósforo y Nitrógeno, con muy buena permeabilidad que evita la acumulación de agua.

Calidad del agua de riego:

  El agua se la capta principalmente de los ríos Calchaquí y Santa María, proviene del deshielo de la Pre-Cordillera o mediante perforaciones. En las zonas mas aptas la calidad del agua es C1S1 (sin sal ni sodio).

Las vides:

  En los valles se pueden encontrar los más gruesos y añosos troncos arbóreos de vid de Sudamérica y en Cachi o Payogasta jóvenes viñedos ocultos en el paisaje montañoso.

Los vinos salteños:

  Con renombre internacional y numerosos premios, los vinos salteños participan actualmente en los segmentos medio/alto, Premium y Super Premium en los principales mercados.

Por las características de clima y suelo, a lo que se debe agregar la edad de los viñedos, sus variedades concentran más aromas y color que en otras regiones vitivinícolas, acentuando su calidad y forjando su propio carácter.

En el valle se cultivan diversas variedades, destacándose el Cabernet Sauvignon y el Malbec; aunque la más emblemática es el Torrontés, cepaje blanco distintivo de los vinos argentinos, siendo este país el único productor. El origen de esta variedad es incierto y discutido, posiblemente se trate de la mutación de alguna cepa cruzada accidentalmente con vides silvestres. Su implantación es excelente en el Valle Calchaquí, donde adquiere su mejor expresión.

El perfume del Torrontés tiene reminiscencias florales y vegetales. Su sabor intenso llena bien la boca desplegando toda su personalidad que lo hace inolvidable una vez identificado, con un toque levemente amargo muy típico de la variedad.

Los tintos, por su parte, son de gran estructura, alto contenido de antocianos (color intenso), taninos amables en el paladar, estructura polifenólica (taninos) y con buen potencial de guarda.

El Malbec es la cepa más extendida y característica de la vitivinicultura argentina. La mayoría de los expertos internacionales coinciden en definir al Malbec argentino como el mejor del mundo. En el Valle Calchaquí logra descriptores destacados debido a la altitud de las vides, pudiendo describir estos vinos como redondos, aromáticos y de intenso color.

Datos de interés:

• 55% de las hectáreas en Salta están implantadas con variedades tintas.

• 99% de la superficie total de viñedos produce uvas destinada para vinos finos, índice único en el país.

• Cafayate concentra el 70% de los viñedos de todo el Valle Calchaquí.

• En la actualidad se exportan desde Salta 1.200.000 botellas de vinos Premium a 30 países de todo el mundo, y aunque la participación de los salteños en la producción nacional es del 1%, la presencia de los vinos del Valle Calchaquí se hace fuerte en materia de exportación, con el 15% del volumen total que se envía al mercado internacional.

• En los últimos años la industria vitivinícola argentina recibió inversiones directas privadas por más de U$S 1.000 millones. De ese total, más del 10% se destinó a la industria en la Provincia de Salta.

Consejos de viaje:

  Precauciones:

Varios circuitos turísticos transitan por caminos no asfaltados, algunos trayectos son con ripio y otros de cornisa. El paisaje amerita disfrutarlo, avanzando a un promedio de 50 Km./h (31 millas).

Clima:

Se define como Subtropical Serrano con estación seca, con inviernos soleados y veranos de baja humedad. Los días son templados y las noches agradablemente frescas. A medida que se asciende en altura la amplitud térmica entre el día y la noche es más pronunciada. En algunas zonas altas puede aparecer el apunamiento.

Vestimenta:

En invierno los días son calidos, pero en la noche es necesario abrigarse, ya que las temperaturas descienden considerablemente. En el verano, si bien el calor diurno es elevado, por la noche desciende para tornarse agradable; se recomienda llevar abrigo liviano.

La ruta del vino:

  Pocos caminos del vino cuentan con la belleza y fuerza del paisaje natural, las formas y coloridos de sus montañas, una rica historia y la presencia de costumbres milenarias. En los Valles Calchaquíes, el turismo del vino se conjuga con otras propuestas como el ecoturismo, el turismo cultural y el turismo aventura.

La gastronomía autóctona con recetas andinas o criollas (tamales, humitas, locro, empanadas) es un icono característico en la región, entre otros nuevos sabores del vino como los helados artesanales de Torrontés o Cabernet.

La oferta de alojamientos es de alta calidad en hosterías, fincas rurales o bodegas que disponen de exclusivos hoteles en las viñas. Otro servicio distintivo es la vinoterapia, con novedosos tratamientos a base de vino en modernos spas.

A las visitas y degustaciones guiadas en bodegas se suman actividades especiales como programas de cosecha. En el mes de marzo, la vendimia comunitaria en Finca Las Nubes ya es un clásico. También se puede visitar el Museo del Vino en Cafayate, que guarda la historia vitivinícola de la región y que pronto será totalmente renovado.

Turismo Aventura:

  Salta es una invitación a la aventura, por la diversidad de su paisaje y sus grandes extensiones de territorio casi virgen. Altas montañas, valles perdidos, abruptas quebradas, tupidas selvas, ríos turbulentos, lagos inmensos y remotos desiertos presentan interesantes desafíos para quienes practican deportes en contacto con la naturaleza. Con excepción de algunas actividades para las cuales se requiere aptitudes y conocimientos específicos, casi ninguna de las actividades requieren de experiencia previa para emprender la aventura, solo se necesita el espíritu.

Turismo Activo: Cabalgatas:

  Con duración variable, las de media o una jornada se realizan para principiantes y permiten disfrutar de otra manera cada lugar. Las de más de un día, (tres como mínimo), introducen al turista en una experiencia diferente. Se cambia el ritmo de vida, se revaloriza la austeridad, se reconoce a las personas, se propicia el reencuentro. Es, practicar el ocio sin complejos y volver a descubrir el silencio, entre otras sensaciones y sentimientos. Gracias a las cabalgatas se conocen lugares únicos a los que se hace imposible acceder de otra manera por lo difícil del terreno, excepto a pie.

La provincia de Salta, pionera en esta actividad, brinda excelentes posibilidades para desarrollar durante todo el año. Durante el invierno, el clima es más seguro porque no se registran lluvias y en el verano este fenómeno meteorológico le otorga mayor aventura, con la ventaja que no se siente frío.

Entonces, sólo hace falta una buena capa impermeable. Los operadores turísticos realizan en Salta cabalgatas cortas de hasta una jornada, generalmente se utiliza medio día, como las de San Lorenzo y Coronel Moldes y cabalgatas de más de un día en Guachipas (visitas a las pinturas rupestres, entre otras actividades) y Quebrada del Toro. "Estos recorridos son ideales para personas que se inician en las cabalgatas porque tienen emociones pero no riesgos", precisó Hernán Rafael Uriburu, uno de los prestadores con mayor antigüedad en Salta. Los más aventureros, en cambio, pueden optar por circuitos que recorren Campo Quijano o los Valles Calchaquíes. De todos modos, los "riesgos en esta actividad están controlados. En general los circuitos por donde se desarrolla esta actividad son las 'huellas de herradura' que utilizan los habitantes de las montañas para trasladarse de un lugar a otro, o los que hacían nuestros abuelos cuando no existían vehículos.

Canopy:

  El Canopy "Vuelo de Condor" comienza con una charla instructiva sobre la actividad y el uso apropiado del equipo, junto con guías entrenados hacia el cerro Peñas Blancas donde comienza un trekking de 15 minutos de ascensión a la primera plataforma con una vista espectacular de todo el Cañón. La altura de los cables oscila entre los 80 y 150 mts sobre el nivel del río, su longitud varía entre los 100 y los 500 mts lo que permite en algunos cables llegar a viajar a unos 35 kms por hora con una increíble sensación del volar!

Dificultad: media.

Duración del circuito: entre 2 a 3 horas dependiendo del tamaño del grupo.

Equipo a utilizar: poleas, arneses, mosquetones, guantes y cascos, todos provistos por el operador.

Edad mínima para realizar esta actividad: 14 años.

Llevar: Ropa cómoda, zapatillas o botas de trekking, protector solar y repelente.

Trekking de Altura:

  Santuarios Milenarios.

En su territorio, Salta ofrece poco más de diez picos con alturas superiores a 6.000 metros sobre el nivel del mar y una cantidad mucho mayor de cumbres de alturas por encima de los 5.000 metros sobre el nivel del mar, muchas de ellas cercanas a la capital salteña.

Algunos de sus montes tienen santuarios de altura del período incaico: Los más famosos son el Volcán Llullaillaco, Nevado de Cachi, Nevado de Chañi, Nevado de Castillo, Nevado de Acay, Cerro Chuscha y el Bayo, entre otros. Los especialistas calculan que hay entre 15 y 20 montañas con santuarios de altura.

En cuanto a la región puneña, posee un clima continental de altura con una gran amplitud térmica entre el día (30 grados centígrados) y la noche (menos 15 grados centígrados a menos 20 grados centígrados), aunque para aventurarse a la zona de alta montaña se recomiendan los meses comprendidos entre agosto y diciembre, para evitar la mayor intensidad de nevadas, vientos y fríos.

La duración promedio de una expedición puede oscilar, de acuerdo a las cumbres y a sus distancias, entre dos días y dos semanas, estableciendo como punto de partida y regreso a Salta Capital.

Desde la desafiante aridez de la Puna y ubicada a pocas horas de distancia al oeste de Salta Capital, se accede hacia la región andina, ideal para la práctica de montañismo por la gran cantidad de cordones de montañas, nevados y volcanes salpicados de salares, y por los desafíos que representan sus cumbres.

Volcán Llullaillaco:

  La montaña de mayor altura en Salta es el Volcán Llullaillaco, de una altura de 6.739 metros, situado en el límite con la República de Chile a 12º 43' latitud sur y 68º 32' longitud oeste. Aquí, fueron descubiertos tres cuerpos congelados de niños del Imperio Inca, hallazgo reconocido hoy como las Momias del Llullaillaco. Si es que no se tiene vehículo para llegar hasta al pie del Llullaillaco, es necesario alquilar mulas a baqueanos o pobladores del lugar, los cuales pueden ser ubicados en los pueblos cercanos.

Volcán Socompa:

  El Volcán Socompa posee una altura de 6.031 metros, y está situado a 24º 23' latitud sur y 68º 14' longitud oeste.

Volcán Arizaro:

  De una altura de 5.700 metros, se ubica en las inmediaciones de la Estación Vega de Arizaro del Ferrocarril Ramal C-14 a Socompa, a 24º 25' latitud sur y 67º 59' longitud oeste.

Volcán Pocitos:

  El Volcán Pocitos, de 5.020 metros se ubica en cercanías de la Estación Pocitos del Ramal C-14, a 24º 15' latitud sur y 66º 59' longitud oeste, siendo uno de los tres volcanes que forman el límite entre los salares de Pocitos y Rincón.

Cerro del Medio:

  El Cerro del Medio, de 4.929 metros se sitúa a 24º 14' latitud sur y 67º 02' longitud oeste, llevando este nombre por encontrarse entre el Volcán Pocitos al SE y el Cerro Tul Tul, al NO.

Cerro Tul Tul:

  De 5.314 m. de altura, se encuentra a 24º 24' latitud sur y 67º 02' longitud oeste.

Nevado de Cachi:

  Tiene 6.380 metros y está ubicado en el cordón de montañas conocido como Cachi Palermo, cuyas altitudes oscilan entre 5.400 metros y la que posee la cumbre mencionada, siendo por sus alturas, cantidad de montañas, niveles de dificultad y acceso a la zona, uno de los sitios más elegidos para la práctica del montañismo.

Nevado de Quewar:

  En la región oriental de la Puna, se encuentra el macizo de Pastos Grandes. Su altura máxima la tiene el Nevado de Quewar, con 6.130 metros, situado a 24º 20' latitud sur y 66º 44' longitud oeste.

Volcanes Azufre y Tuzgle:

  En la misma cadena donde se sitúa el Nevado de Quewar, se encuentra el Volcán Azufre, de una altura de 5.840 m., ubicado a 24º 23' 86'' latitud sur y 66º 46' 68'' longitud oeste; y el Volcán Tuzgle, de 5.486 m. a 24º 03' latitud sur y 66º 28' longitud oeste.

Cordón de Cachi Palermo:

  Después de la región de la Puna, se puede considerar al Cordón de Cachi Palermo, la zona más importante para practicar montañismo, debido a sus alturas, a la gran cantidad de montañas (nueve cumbres especialmente), y al poco espacio geográfico en el que se alzan, ubicadas a distancias menores entre sí con relación a las situadas en la región puneña.

Nevado de Acay:

  Tiene 5.716 metros (24º 23' latitud sur y 66º 10' longitud oeste), y el Cerro San Miguel, de 5.500 metros (24º 32' latitud sur y 66º 07' longitud oeste), cercanos entre sí.

Nevado General Güemes:

  Con 5.565 metros está ubicado en (24º 23' latitud sur y 65º 38' longitud oeste)

Cerro Paño:

  Con 5.517 metros (24º 13' latitud sur y 65º 41' longitud oeste).

Nevado de Chañi:

  El Nevado de Chañi, de 5.896 metros está ubicado en el límite entre las provincias de Salta y Jujuy, a 24º 03' latitud sur y 65º 44' longitud oeste. Esta altura pertenece a la cumbre principal llamada General Belgrano, ya que también son conocidas las cumbres del Chañi Chico y Chañi Sur. La pared sur de la cumbre principal es una de las paredes de mayor dificultad en escalada ya que se tienen que emplear técnicas mixtas de ascenso para roca y hielo.

Dificultades:

  En Salta existen pocas montañas con alta dificultad técnica, pero en épocas de nevadas, se deben usar grampones, y otras herramientas, por ejemplo en el caso del Nevado de Chañi, por sus paredes de hielo y roca. En la Alta montaña (superior a 5.000 metros) es importante saber sobre apunamiento y adaptación; esto puede demandar dos jornadas. Se necesita guía en algunos casos. Cartas topográficas. En ninguna montaña hay campamentos bases como plazas de mulas y hay que averiguar sobre la proporción de distancias y agua.

Conviene saber:

  Por seguridad, es conveniente notificar a los clubes de montaña cuando se parte y cuando se regresa, llevar radio o teléfono celular o dar aviso también sobre el recorrido y destino a Gendarmería Nacional, así como avisar si se ha decidido cambiar el curso. En cualquier caso, se debe tener en cuenta la falta de agua en la región de la Puna, como así también la poca humedad del ambiente (menos de 100 milímetros de precipitaciones anuales), condiciones que no se dan en la región del Cordón de Cachi, donde las cumbres nevadas permiten encontrar agua.

Recordar los efectos y consecuencias que provoca la altitud, conocida como el mal de montaña, apunamiento o soroche. Hay que tener presente además las grandes distancias que existen entre las montañas de la Puna, separadas en muchos casos por desiertos barridos por vientos y con suelos blandos sedimentarios. A diferencia de la Puna, en el Cordón de Cachi las distancias entre sus montañas son notablemente menores y de fácil acceso por encontrase unidas por una cadena. Los volcanes de la Puna se encuentran rodeados de cenizas y piedra pómez, lo que implica que los caminos no están bien definidos, siendo en su mayoría huellas trazadas por los habitantes mineros de la región. En cuanto a la región de Cachi, las vías de ingreso presentan mayor accesibilidad, debido a que a sus pies de la cadena montañosa se asientan los pequeños pueblos de Cachi, Payogasta y La Poma.

RAFTING:

  El primero, nace en el Dique Cabra Corral, espejo de agua rodeado de cerros y montañas, distante a 70 kilómetros al sur de Salta Capital. Las balsas inflables tienen capacidad para 2, 6, 8 y 10 personas, el descenso también se puede hacer en kayak para los más avezados y aventureros. El río Juramento tiene rápidos clase 2 y 3, es decir, de torrente medio. Partiendo desde el paraje conocido como Peñas Blancas, dique nivelador de Cabra Corral, se realiza una travesía de 15 Kilómetros y 2 horas de duración hasta Los Lapachos. Los operadores autorizados, ofrecen el servicio con transfer (opcional) de ida y vuelta, equipamiento necesario y refrigerio en algunos casos.

Rafting Río Lipeo (Parque Nacional Baritu):

  El Río Lipeo es el considerado de un alto nivel mundial, no solamente por sus rápidos, clase IV y V, sino también por la imponencia del paisaje y la fauna del Parque Nacional Baritú (link a), una reserva virgen y desconocida por su inaccesible geografía. Desde Salta, son 5 días de excursión, pasando por Oran y cruzando hacia Bolivia por el paso de Aguas Blancas. Luego de recorrer 100 km. a orillas del río Bermejo, se ingresa nuevamente a territorio Argentino, a la población de Los Toldos, una hermosa localidad inmersa en un majestuoso paisaje. Luego de dos horas de travesía en 4 x 4 se llega al río Lipeo con entrada al Parque y armado de campamento.

Luego de realizar un trekking hacia la junta de los ríos San Jose y Cayotal, en cuya confluencia nace el río Lipeo, se realiza la bajada de rafting a través de rápidos clase IV y V y campamento a orillas del río. Esta zona pertenece a la eco-región selva de las yungas o selvas de montaña del Noroeste argentino. Las bajadas son en rápidos clase IV y V en algunos días y clase II y III los días siguientes. Recomendaciones: Llevar DNI o pasaporte. También repelente para mosquitos, doble muda de ropa cómoda y calzado para mojar, campera de lluvia, toalla, bolsa de dormir y aislante, linterna, opcional: traje de neoprene. El equipaje debe ser reducido.

Camino de los Diques:

  La Caldera - Campo Alegre - La Ciénaga - Las Maderas.

Es una excelente opción para aquellos amantes de la naturaleza y el agua. Este circuito ofrece la posibilidad de combinar con deportes acuáticos y actividades de estancia en un marco de belleza natural imperdible. Se parte desde Salta capital por ruta nacional 9 por el serpenteante y pintoresco camino de cornisa hasta llegar a la localidad de La Caldera, enclavada en el Valle de Siancas, cuenta con hosterías para la estadía en el pueblo, donde el visitante puede descansar rodeado de una gran belleza natural y tranquilidad, además de conocer el impactante Cristo Redentor que protege al pueblo y su iglesia, cuyos orígenes se remontan a las misiones jesuíticas del siglo XVII.

Siguiendo por ruta 9 se llega al Dique Campo Alegre, magnífico espejo de agua en el cual pueden realizarse actividades náuticas y de pesca (pejerrey, tarariras). Continuando por la misma ruta se cruza hacia la provincia de Jujuy, donde se accede al Dique La Ciénaga, donde pueden realizarse deportes náuticos como canotaje, esquí, surf y natación, además de la posibilidad de alquilar lanchas para paseo y pesca en el Club de Pescadores. Cuenta con restaurante, camping para 1.000 personas y una confitería, el Club de Regatas, que organiza competencias a nivel provincial y NOA. Finalmente se llega al Dique Las Maderas, donde también se practican deportes náuticos y pesca, treeking, recorridos en bicicleta, avistaje de flora y fauna, excursiones, caminatas y rafting.

Noche de Salta:

  Intensa y Divertida.

En los últimos años, se fue gestando un fenómeno entre los jóvenes, quienes han re-conquistado y reformulado para sí, las viejas peñas folclóricas adaptándolas a su gusto mediante una nueva estética musical con raíces firmes en la tradición; también entre ellos se pueden encontrar peñas con una original conjunción entre tradición y juventud, en donde no hay números artísticos programados, sino que la música brota espontáneamente, disfrutando del arte imprevisible: las guitarreadas.

Para los amantes del folclore tradicional están las peñas de espactáculos artísticos, en donde puede respirarse el aire que dejaron poetas como Cuchi Leguizamón, Juan Carlos Dávalos, Los Cahclaleros, Los Nocheros, El Chaqueño Palavecino, Dino Saluzzi, Manuel J. Castilla y otros artistas que deleitaron a públicos internacionales.

Salta de noche adquiere inéditos perfiles, donde no solo las peñas son epicentro de trasnochadores, también pub´s, casinos y boliches, que con seguridad y toda la onda divierte a diferentes edades.

Para jóvenes grandes, hay tanguerías de increíbles shows en vivo, pubs, conciertos, teatro, cine y todo lo que imagina.

Para los amantes del folklore, los rockeros y los bohemios, la apertura de numerosos bares de jazz, rock y peñas folklóricas convirtieron a la calle Balcarce en el centro de la vida nocturna de jóvenes y no tanto.


Subir